sábado, 7 de mayo de 2016

Qué es un ícono

Lis Anselmi
para la Revista On Line de Editorial San Pablo

La palabra ícono viene del griego “eikon”, que significa imagen, y representan a Jesús, María, los ángeles, santos e imágenes bíblicas. Pero ¿qué es exactamente un ícono?

Podemos decir que Jesús fue el primer ícono, ya que el verbo al hacerse carne hizo visible lo invisible, así Jesús es la imagen visible de Dios.
Este fue el argumento decisivo en la lucha contra el iconoclasmo, y fue defendido sobre todo por San Juan de Damasceno.
A partir de esto comprendemos que es un ícono no es una simple imagen o una ilustración de determinada escena bíblica, sino  algo que hace visible lo invisible, que trae al presente, en tiempo y espacio, a la persona representada.
A través del tiempo, se ha mantenido el modo bizantino de dibujo y pintura para los iconos, porque es el que ha demostrado cumplir a la perfección esta intención de hacer presencia en el aquí y ahora.
Las imágenes occidentales tienen otro propósito también valioso, pero diferente, procuran transmitir ideas y sentimientos, mientras el sistema bizantino busca traer al presente y al ahora a determinada persona, para que pueda crearse una relación directa con aquel que la observa, como si fuesen dos personas frente a frente, no alguien que mira y una imagen que es observada.

Esto es básica y fundamentalmente lo que distingue un ícono de cualquier otra imagen religiosa. Para lograrlo, el iconógrafo requiere de mucho estudio y práctica, mucha práctica, para de a poco ir comprendiendo este arte tan particular.

No hay comentarios:

Publicar un comentario